miércoles, 5 de abril de 2017

DOBLE FORRO


Dr. Fast: apenas se enteró mi novia que la más choche de sus chichis, digo, de sus choches estaba en bolero, a pesar del cuidado que le ponía en cada uno de sus encuentros camatorios, pues no solo ella tomaba religiosamente la píldora; sino que después del calentamiento exigía que su pareja de turno se colocase un protector de látex para darle mayor seguridad al asunto. A pesar de todo ello perdió su regla; se realizó tres deslindes domésticos y cinco en diversos “consultorios”y los resultados fueron concluyentes: indefectiblemente usted está en bola. Ta, ta, ta, tan…
Y al toque, enterada la novia de este fiel cumplidor pegó un maldito: -¡Oh, my God! Abrió todos sus ojazos, cerró las piernas y me dijo: -Te jodiste… ¡tendrás que ponerte doble forro…! O mejor te haces la vasectomía. No quiero oír esa música.  ¿Qué hago Dr. Chiro?
                                                                        Juan Lucas de la Matta, La Rica Vicky

Estimado Juan Lucas: existen en el mercado un sinfín de preservativos, ponchos, tapones, gelatinas, vacunas, píldoras y ligaduras; el único remedio infalible resulta ser la abstinencia absoluta. Entonces… estáis condenados al sacrificio perpetuo en aras de evitar los condenados abortos e iros como por un tubo a jugar por el equipo de Satán para seguir en las prácticas intensivas del deporte más popular de aquellas masas ignorantes, lascivas, promiscuas y cochinas. Calificadas así por las cortes más metidas en las mayores mermeladas eróticas y de aberración sexual desde que el mundo es mundo. Luego, ¿esto no tiene solución aparente? Of course, yes. Siendo la prevención la mejor, ¿y cómo hago para no olvidarme? ¡Fácil, me meto una docena de jebes diversos en color y sabor al bolsillo y listo! Solo que, al hacerlo con doble protección, tal como te sugiere tu costilla, vas a perder sensibilidad y el roce continuo puede llegar a tal grado (45° o más) y el incendio que se te viene puede dejarte chamuscado hasta el delirio; es decir, has visto la colilla que queda de un habano… ¡Peor!





1 comentario:

  1. Diríamos que como lo planteas efectivamente... Esa seria la solución. Pero dicen por ahí que la virginidad o abstinencia es cancerígena!!

    ResponderEliminar