viernes, 13 de octubre de 2017

EL PARLANTE DEL HOSPITAL


¡Atención, atención… atención! ¡A todo el personal de Emergencia…!  ¡Volver a sus puestos… que el simulacro de terremoto… recién es para el próximo año.

¡Doctor… doctor… doctorcito! ¡Desnúdese inmediatamente… que, aunque estamos solos… únicamente es por cumplir con el simulacro… y nosotros somos los accidentados!
                                                                               
Llamado urgente al médico anestesiólogo, repito, llamado urgente al anestesiólogo de la Sala de Operaciones… presentarse inmediatamente para ayudar a amarrar al paciente… pues ya se les ha escapado dos veces…

Gasfitero, gasfitero… gasfitero de turno a la Sala de Partos que se ha roto cinco fuentes…                  

Al portero de la entrada principal… al portero de la entrada principal, al portero de la entrada principal, ¡Deje de un lado su nueva camioneta…! Que la cantidad de ambulantes, en el primer piso, ha bloqueado totalmente el ingreso de las 50 camillas con los quemados graves…

Al Dr. Loo Cumbetta, Jefe de Psiquiaría… el perturbado no es usted por estar buscando locamente a su hilarante secretario; tampoco, el comportarse como una fiera, perder el control o amenazar al Director con un machete; sin embargo, estas chifladas acciones no le hacen nada bien… al hospital… Sí, doctor Loo, al hospital; porque su asistente, ha querido hacerle una broma y está esperándolo en su diván desde anoche…

Doctora de la Lengua… doctora de la Lengua… doctorita, hágase visible, doctorita; por favor la necesitan en Ortología… tome una prenda roja en su mano derecha para ubicarla… o hágase poner un megáfono con su colega Ojeda para poder escucharla…

Atencióoon..., por favor, al personal de vigilancia… ¡su atencióoon urgente…! ¡acudir a la sala de Geriatría y tratar de separar ese par de ancianos que se están moliendo a golpes porque ambos reclaman, como suya, la exclusividad de su Alzheimer…!

Invitación… a todos los pacientes… su atención… Hoy, Primero de Mayo, los invitamos devotamente a la tercera novena en nombre de la Virgen de Fátima, Patrona del Personal que labora en nuestra sala especial o sea la Morgue… Por lo tanto…! A partir de hoy no habrá atención en ninguno de los consultorios desde las 8 de la mañana hasta las 8 de la noche… Esperamos su atenta comprensión y generosa asistencia… pues estaremos pidiendo por su almita… gracias!

A la ambulancia… este… digo, a cualquiera de los choferes de ambulancia… que deben estar cerca de la cancha de fulbito; cambiarse la ropa deportiva, gestionar un permiso de salida urgente en la subgerencia –pero que tenga sello de la gerencia-; Calentar motores, ponerle diez soles de gasolina… ya saben dónde… en la “Mamadera” y que no sea en otro grifo, porque allí nos hacen grandes descuentos…

Al personal de Farmacia… al personal de Farmacia… al Personal de Farmacia… empezar la entrega de medicinas a la brevedad posible… que los pacientes están desfallecientes porque la fila llega hasta la Unidad de Emergencias que se halla a tres cuadras y ya son las 11 de la mañana…

¿Inyectables?... ¿Síii… Inyectables? ¿Me escuchan, Inyectables? ¿Está allí la enfermera Jefe? ¿Nooo?... ¿Las demás?... ¿tampoco?... ¿Y las auxiliares? ¿Qué se han ido todas a practicar a la Morgue?

¡Al director de Personal…  Atención al director de Personal… Su atención al director de Personal… al fin el sindicato declaró la huelga indefinida! No, no, digo, volver a su puesto… que tenemos reunión de emergencia…